Los intereses moratorios abusivos para los consumidores

Una cuestión recurrente en los préstamos, sean ó no hipotecarios, es cúando el interés de demora fijado en el contrato se considera abusivo, y por tanto, lesivo para el consumidor.

Esos intereses son los que se abonan cuando no se paga el crédito, y se reclaman las cantidades adeudadas. El efecto de dicha nulidad es que se expulse la cláusula del contrato, y no se aplique el interés de demora, sino el pactado como interés remuneratorio.

Durante años se han venido aplicando numerosas interpretaciones de la normativa al respecto, recurriendo, no en pocas ocasiones, a la todavía vigente Ley de 23 de Julio de 1908 sobre nulidad de los contratos usarios, pero recientemente el Supremo ha venido fijando una doctrina clara al respecto, que establece que, tanto en créditos sin garantía real (STS 22 de Abril de 2015), como con ella -hipoteca- (STS 23 de Diciembre de 2015), todo interés que supere en dos puntos el fijado como remuneratorio tiene la condición de abusivo, y se tendrá por no puesto.

Así lo ha recogido recientemente una resolución dictada por la Audiencia Provincial de Granada, haciendo eco de esta doctrina (Auto 138/16 de 8 de Julio de 2016):

SEGUNDO.- Sobre los intereses moratorios de los préstamos hipotecarios hemos de tener presente la reciente STS de 23-12-2015 del Pleno de la Sala Primera que declara: “el art. 114,3 LH no puede servir como derecho supletorio tras las declaración de abusividad de la cláusula de intereses moratorios conforme a la normativa sobre protección de los consumidores. Además resultaría paradójico, cuando no motivo de agravio para los prestatarios hipotecarios sobre vivienda habitual, que se les aplicara un interés moratorio de carácter legal sumamente alto en relación con el interés remuneratorio usual. Es decir, respecto de los préstamos hipotecarios debe mantenerse el mismo criterio establecido en la mencionada sentencia 265/15 de 22 de abril, para los préstamos personales, de manera que la nulidad afectará al exceso respecto el interés remuneratorio pactado”.

La citada STS de 22-4-2015 fija como doctrina jurisprudencial que en los contratos de préstamo sin garantía real concertados con consumidores, es abusiva la cláusula no negociada que fija un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto al interés remuneratorio pactado. La consecuencia de la apreciación de abusividad “ es, simplemente, la supresión del incremento del tipo de interés que supone el interés de demora pactado, y la continuación del devengo del interés remuneratorio hasta que se produzca el reintegro de la suma prestada”.

Esto es lo que sucede en el supuesto enjuiciado en el que, en la cláusula 6 del contrato, se conviene un tipo de interés de demora calculado añadiendo ocho puntos al tipo de interés ordinario que resulta de aplicación en cada momento.

En definitiva, cuando en un contrato de préstamo con consumidores se fije un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto al interés remuneratorio pactado, dicho incremento será considerado abusivo, y será suprimido del contrato, por lo que sólo se abonará el interés remuneratorio hasta que se produzca la completa devolución de la suma prestada.

Telefonía, prescripción, consumidores

Telefonía, prescripción, consumidores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s