Me persigue una compañía telefónica… ¿Hasta cuando?

 No trataba de ser tremendista con el título del post, pero es que así fúe como me planteaba un cliente su problema. Lleva años recibiendo cartas y llamadas intempestivas de un operador de telefonía por unas presuntas facturas impagadas… Dejó aquella compañía telefónica hace más de ocho años, y seguro de que no les debe nada, se preguntaba hasta cuando podían seguir acosándolo.

 La cosa tiene su gracia, porque la última carta que le han enviado por carta por correo ordinario sin acuse, y que por supuesto NO HA RECIBIDO (ejem, ejem), además de ser completamente impersonal, válida para nuestro cliente como para cualquier ciudadano residente en España, iba acompañada de la demanda de juicio monitorio que, según ellos, le habían interpuesto…

 Evidentemente, la demanda no está interpuesta, pero ganas no nos faltan de llamarlos y pedirles que nos demanden, por favor, que pongamos fin a esta historia de una vez…

 Pero no nos van a demandar. Salvo que sean muy osados. Esas empresas de recobro saben perfectamente que los Tribunales tienen muy claro que las deudas de telefonía prescriben a los TRES (3) AÑOS, así lo fijó el supremo, y las Audiencias lo vienen recordando habitualmente.

 En relacion a la prescripción aplicable a este tipo de contratos y no existiendo respecto de los mismos una regulación especifica, debe resolverse acudiendo al art. 1967.4 CC , que establece un plazo prescriptito de tres años para pagar a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean o que siéndolos se dediquen a distinto trafico, y ello dada su evidente analogía con el contrato de compraventa y reunir todos sus elementos necesarios, como son la adquisición mediante precio de cosas destinadas al consumo del comprador, la cualidad de comerciante del acreedor y la pertenencia de las mercancías al tráfico comercial del vendedor.
 Este es igualmente el criterio mayoritario de las Audiencias Provinciales, que parten, como señala la sociedad recurrente, de la mencionada asimilacion del suministro a la compraventa y aplican en estos supuestos el plazo de tres años previsto en el citado art 1967.4 CC (SAP SAP Sevilla, Sec 2ª, 29 mayo 2002; Barcelona, sec 16 ª, 24 marzo 2004; SAP Las Palmas, Sec 4ª, 4 octubre 2005; SAP Granada, Sec 3 ª, 15 febrero 2008; SAP Valladolid, Sec 3ª, 4 febrero 2009; SAP Madrid, Sec 8 ª, 1 marzo 2010). (SAP Castellón de 20 de Abril de 2011).

 Y no basta para interrumpir la prescripción que se limiten a acosar telefónicamente para reclamar, como tampoco basta una comunicación por carta que no consta recibida por el destinatario. Como también nos recuerda la jurisprudencia, una cosa es aplicar restrictivamente la prescripción, y otra muy distinta quebrar la seguridad jurídica y que se pueda interrumpir por actos unilaterales no fehacientes…

 Así que si la empresa de recobros nos está leyendo, por favor, ya que se han molestado en rellenar el formulario del monitorio, presentenlo en el juzgado… Al menos antes de que nosotros nos pongamos en contacto con la Agencia Española de Protección de Datos, porque nos están reclamando una deuda que no resulta exigible… Pero eso ya es otra historia…

Anuncios

Una respuesta a “Me persigue una compañía telefónica… ¿Hasta cuando?

  1. Pingback: Pues esta vez pagas tú… | FRANCISCO PEREZ CARDONA - Abogado·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s